4 tips para cuidar los juguetes de tus hijos

Durante esta cuarentena he dedicado algo de tiempo para hacer algunas actividades de restauración, limpieza, organización y cuidados de las cosas que tenemos en casa. Una de ellas ha sido cuidar los juguetes de mi pequeño, y más que cuidar, ha sido darles mantenimiento para que duren más y siempre estén listos para las horas de juego. 

Algunos de los juguetes de mi bebé son muy caros como para dejarlos echarse a perder en poco tiempo, otros se ensucian o se desgastan muy rápido. Y aunque es imposible que evite el uso rudo que mi bebé les da, hay algunas cosas que se pueden hacer para que su tiempo de vida sea mayor.

1 Hay que mantenerlos limpios

Yo le llamo el operativo de limpieza. Cada cierto tiempo los juguetes de tela o peluche se van de viaje a la lavadora y los de plástico se bañan con él aleatoriamente en la tina para regresar rechinando de limpios. Esto lo hago porque David ama poner los juguetes en el suelo, arrastrarlos por todas partes y luego meterlos a su boca. Como resultado acaban negros y algo antihigiénicos.

A los juguetes de tela te recomiendo meterlos en un ciclo corto y suave y después ponerlos a secar colgados, no en la secadora. Los de plástico puedes ponerlos en el fregadero y tallarlos con una esponja con jabón de trastes. Antes de lavarlos, asegúrate de que no tengan pilas dentro o que funcionen a través de algún mecanismo electrónico que sea imposible de sacar antes de lavar. 

2 Cóselos o pégalos si están rotos

Antes de tirarlos, dales otra oportunidad. Hay juguetes que tienen mucho valor emocional, no en vano Andy sintió que el mundo se le acababa cuando a Woody se le rompió su bracito, por lo tanto no hay que dejarlos morir y hay que darles mantenimiento. Si notas que alguno de los juguetes de tu hijo están por perder alguna parte, trata de coserla o pegarla para que no acabe como una pieza perdida.

3 Revisa y cambia sus pilas

Aquí te comparto dos consejos: si tu hijo ya no juega más con ese muñeco que antes no soltaba, pero aún no está seleccionado para tener otro destino como ser regalado, tirado o donado, entonces remueve sus pilas para que estas no se echen a perder dentro y así su funcionamiento siga en pie y útil si llega a revivir.

El otro consejo es que si tu pequeño tiene juguetes con pilas que aún se encuentran activos, entonces trata de cambiar sus pilas en cuanto estas se empiecen a agotar para que si tu hijo lo lleva a alguna parte, siempre esté listo para la acción. Te recomiendo las pilas de Energizer, son alcalinas, tienen gran duración, son accesibles y además te servirán para otros aparatos que tengas en casa.

4 Destina un lugar específico para guardarlos

Niños a fin de cuentas y a menos de que tengan una personalidad súper organizada, siempre se encargarán de que los juguetes estén por todos lados de la casa. Lo que te recomiendo es destinar una caja o canasta para que tu pequeño ubique que es el lugar donde deben guardarse después de jugar. Así, no estarán por todos lados, evitarás que alguien los pise o rompa y  estarán siempre disponibles. Puedes crear cajas por concepto para ubicarlos mejor, es decir, una para muñecas o autos, otra para peluches, etc. 

Chilanga, capricornio, comunicóloga, fotógrafa frustrada, amante de los viajes y los tacos, runner, yogui, comelona y parlanchina en potencia. Enamoradiza mal plan, tequilera de corazón, hiperactiva a más no poder y drama queen desde 1988.

¿Qué opinas de esta nota?