5 razones por las que debes de visitar el Huerto Roma Verde

Hace 4 años la colonia Roma en la Ciudad de México vio nacer un nuevo lugar ecofriendly y muy vintage llamado HUERTO ROMA VERDE.

HUERTO-ROMA-VERDE-6

Se encuentra en la calle de Jalapa número 234 y este espacio que ahora se utiliza para diversas actividades en pro del medio ambiente y la cultura orgánica, antes era conocido por ser un conjunto de edificios que conformaban el Centro Urbano Presidente Juárez, lamentablemente después del terremoto de 1985 esta zona desapareció y el gran terreno quedó inhabilitado hasta el 2012.

HUERTO-ROMA-VERDE-3

Resulta que yo había visto este lugar mil veces porque la secundaria a la que iba está en la calle de Jalapa y mi prepa en la calle de Durango; sin embargo, en aquél entonces era un lugar abandonado y nunca le presté atención hasta hace unos meses. 

Andrea mi mejor amiga tenía ganas de aprender a hacer quiches y entonces un día me enteré en facebook que iban a dar una clase en el huerto para aprender a hacerlos. Nos interesamos y Bruno Pison, el chef que impartía la clase nos dio el seguimiento para ir. 

Así fue como llegamos al Huerto Roma Verde, un domingo muy temprano. Lo primero que vimos fue el carrito que vende tés orgánicos pero ya íbamos justas de tiempo y no nos pudimos parar a ver qué más ofrecían. Fuimos directo a buscar a Bruno que ya estaba esperándonos en la cocina al aire libre junto con una pareja que también se inscribió a la clase. 

HUERTO-ROMA-VERDE-16

En lo que llegaban otras chicas que también cocinarían con nosotras recorrimos el lugar. Tengo que decir que es un espacio muy peculiar. Tiene esta onda orgánica con una mezcla vintage y un toque medio kitsch. No sé, tiene de todo. Además, como dato curioso, en esta onda de que el lugar sea toda una filosofía de bienestar y equilibrio, una zona del huerto está construida con la forma de un mandala. Así que todo embona, es un lugar va más allá de ser un simple huerto.

HUERTO-ROMA-VERDE-18

La primera razón para ir a este lugar claro está es el huerto. Tiene de todo, desde verduras, chiles, hortalizas y demás vegetales que han sido sembrados de manera amigable, sin utilizar fertilizantes ni nada por el estilo. Todo crece tan lindo y de colores tan brillantes, que se nota que ha sido sembrado con total amor.

HUERTO-ROMA-VERDE-11

HUERTO-ROMA-VERDE-17

Segunda razón, si eres amante de los gatos tiene un gatario, aja eso, un lugar para que los mininos anden súper felices conviviendo entre ellos y hay algunos que están en adopción. También hay un gallinero y un lugar para los conejos ¡aww! 

Tercera razón y muy importante, como aquí nada se desperdicia crearon una zona para las compostas. De hecho después de que terminamos nuestra clase, todos los desperdicios de comida orgánica los ubicamos en este lugar para formar tierra nueva que se volverá a utilizar en el huerto.

HUERTO-ROMA-VERDE-13

HUERTO-ROMA-VERDE-12

La cuarta razón y que amo con locura es la cocina al aire libre que tiene un horno de leña maravilloso en donde preparamos los quiches.

HUERTO-ROMA-VERDE-15

Además, en esta área se imparten diversas clases de cocina, como la que nosotros tomamos con Bruno, un chico francés que precisamente no es chef, pero que gracias a la experiencia y el conocimiento que le ha dado viajar por todo el mundo, ha recopilado cientos de recetas y técnicas para crear comida orgánica, saludable y deliciosa. Por cierto, todo lo ha recopilado en un librito maravilloso que se llama Le Petit Chef y los puedes comprar aquí. Estas son algunas fotos de como nos divertimos cocinando:

Fotos: Bruno Pison

En el huerto hay un invernadero y lo más cool: los baños secos. Si no estás acostumbrado a vivir muy cerca de la naturaleza, mejor visita el baño de tu casa antes de ir. Para mí fue algo nuevo, primero dije ¡eww! y es obvio, no estoy acostumbrada a ello, pero después me hizo crear conciencia de toda el agua que se desperdicia y peor aún, que contaminamos con nuestros propios desechos… 

HUERTO-ROMA-VERDE-14

 

La quinta razón para visitarlo tal vez se divide en una 5.1 que es la experiencia de ser parte del huerto, porque si entras a su página puedes inscribirte como voluntario para mantener y conservar este lugar en perfectas condiciones, tengas o no experiencia en huertos o en cuestiones de temas orgánicos. 

Y ahora si, la última razón para visitar el huerto es que el lugar se convierte en tu segunda casa. Yo no sé si fue porque el día que estuvimos ahí no había mucha gente, porque era fin de semana o qué pasaba, pero literal yo estaba como en mi casa, tanto así que me animé a poner una mesa súper linda para que pudiéramos probar los quiches que preparamos. 

Así que tomé unas flores, algunas macetas, cosas que Bruno traía y que implementé como platitos (en realidad eran las tablas donde cortamos todo :)) los puse en una mesa que encontré y esto fue lo que resultó:

HUERTO-ROMA-VERDE-5

HUERTO-ROMA-VERDE-4

Cuando terminamos regresé a su lugar todo lo que tomé y todos ayudamos a recoger y limpiar las áreas que habíamos usado porque de esto depende el huerto, de su conservación para que todos podamos disfrutarlo cada vez que lo visitemos. 

En pocas palabras amé el huerto y estoy ansiosa por volver a ir. Si quieres conocer los cursos que tendrán entonces entra a su fanpage y me cuentas cuál te interesó, igual y por ahí nos vemos 🙂

 

 

Chilanga, capricornio, comunicóloga, fotógrafa frustrada, amante de los viajes y los tacos, runner, yogui, comelona y parlanchina en potencia. Enamoradiza mal plan, tequilera de corazón, hiperactiva a más no poder y drama queen desde 1988.

¿Qué opinas de esta nota?