Andrea IU, mascara para pestañas alarga y separa

Mi calificación

Hola, hola mi beauty querida. En este post quiero platicarte todo acerca de una mascara para pestañas de ANDREA IU que se ha vuelto mi favorita de favorita y que ya llevo usando por aproximadamente dos meses.

Me hice muy fan de ella porque es raro, más bien, casi imposible que alguna mascara para pestañas me guste. Mis pestañas son súper largas, pero no están nada rizadas, por lo que siempre tengo que recurrir al rizador y a un poquito de la técnica ancestral y súper patentada por muchas de la llamada “cuchara” después de esto siempre me aplico dos capas de mascara pero con la mayoría de productos que he utilizado lo único que he conseguido es que mis pestañas se vayan totalmente hacia abajo.

Te prometo que he usado desde mascaras para pestañas carísimas, de marcas súper famosas y de renombre, hasta las clásicas que tienen aceite de mamey o de aguacate que literal venden en las tienditas del metro y déjame decirte que estos son los que siempre me habían funcionado, pero dada su dudosa procedencia, así como mi desconocimiento al no saber en qué condiciones, ni cuanto tiempo pasaban en dichos lugares, preferí dejarlas de usar a pesar de que nunca en la vida me habían causado alguna reacción.

Después probé una mascara para pestañas de Maybelline de la cual te platico aquí y que me funcionó bastante bien, pero la verdad después de que se terminó me dio súper codo comprarla al ver cuánto costaba ($175) pues venía de comprar mascaras que costaban no más de $30, aunque claro, luego lo barato sale caro. Pero como te digo, había usado mascaras carísimas de Estée Lauder, Clinique, Guerlain y otras marcas, y ninguna me funcionó bien.

Así que cuando llegó a mis manos la mascara para pestañas de Andrea IU quise darle una oportunidad y quedé bastante feliz de haberla usado.

¿Por qué me gusta esta mascara?

Primero que nada su cepillo. Por lo general todas las marcas se la viven innovando en cepillos súper tecnológicos que la mayoría de veces son súper estorbosos de usar. En lo personal prefiero los cepillos delgaditos que me sirvan tanto para las pestañas de arriba y para las de abajo, pero en mi experiencia ese tipo de cepillos siempre me las bajaba. Aquí fue la excepción.

Me encanta el cepillo de esta mascara ya que además de ser delgado, tiene pequeñas cerdas que ayudan a separar las pestañas una de otra para, evitando los grumos y haciéndolas ver súper definidas y alargadas.

Lo que obviamente me fascina es que para nada hace que mis pestañas se bajen y lo mejor, se mantienen en su lugar hasta por 24 horas, casi intactas, por lo que siempre se ven rizaditas 🙂

Su fórmula tiene el famoso aceite de mamey y de trigo, lo que le dan ese poder de levantar las pestañas al máximo. Además es resistente al agua, por lo que ahora en los días lluviosos me ha hecho un gran favor para que mis pestañas aguanten más tiempo.

Al momento de retirarla por lo general se quita de forma más efectiva con un desmaquillante para mascaras waterproof, aunque la verdad prefiero quitarla con un poco de aceite desmaquillante y quitar los restos con una toallita.

Lo que no me fascina de ella es que al principio la consistencia es súper líquida, por lo que las primeras semanas tienes que darle dos o tres pasadas para que las pestañas tengan un efecto más dramático que es como a mí me gusta. Pero si tú prefieres las pestañas muy ligeras y naturales entonces te va a gustar.

Si quieres probarla puedes comprarla aquí. Y para que te acabes de convencer hice una lista con otras cosas que creo necesitas saber sobre este producto para anirmarte a llevártelo ya.

Qué tomé en cuenta para calificarlo

Chilanga, capricornio, comunicóloga, fotógrafa frustrada, amante de los viajes y los tacos, runner, yogui, comelona y parlanchina en potencia. Enamoradiza mal plan, tequilera de corazón, hiperactiva a más no poder y drama queen desde 1988.

¿Qué opinas de esta nota?