Guía de viaje a la Isla de Holbox

¡Holaaaaa! Hace mucho que no te escribía 🙁 el blog está teniendo varias adaptaciones y una de ellas es que voy a escribirte más sobre mis experiencias de viaje. Así que quise reiniciar los posts con esta nota en donde quiero contarte todo lo relacionado con mi primera visita a Holbox, ya que quiero darte varios tips que te servirán mucho si estás planeando visitar esta isla.

Un poco de la historia de Holbox:

Holbox es una isla pequeñita en comparación con otras de Quintana Roo como Cozumel, ya que tiene una extensión de solo 40 km y aproximadamente 1,500 habitantes.

Se dice que ha estado habitada desde 1852 por refugiados que huían de los mayas rebeldes. Años después en 1886 un huracán destruyó gran parte de la isla pero sus habitantes se negaron a abandonarla siendo reubicados al sitio actual, que ahora se ha extendido hasta Punta Cocos. A pesar de que muchos pobladores emigraron de la isla en tiempos de la Revolución debido al cierre de las compañías forestales, los pescadores permanecieron. Actualmente Holbox es parte de la reserva de la Biósfera y Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, debido a su hermosa y exuberante flora y fauna.

¿Cómo llegar a la Isla de Holbox?

Si vienes desde Cancún primero deberás tomar un camión en la central de autobuses que se dirija hacia el puerto de Chiquilá. Compra los boletos en la línea Mayab para que solo gastes $133 en vez de $244 en un camión ADO. Solo son dos horas y media de camino, por lo que es preferible esta opción. Lo único que si debo advertirte es que el autobús es más austero, no tiene servicio de baño, las únicas paradas que hace son para que más pasajeros residentes suban y llevan el aire acondicionado como si afuera el clima estuviera a 50ºC… fuera de esto el viaje en esta opción está ok.

También puedes viajar en un taxi colectivo, en shuttle o rentar un auto; en las dos primeras opciones hay que reservar lugar y el precio se eleva un poco. En la última opción rentar un auto por esta cantidad de tiempo es una opción bastante costosa, ya que además deberás regresar el auto con tanque lleno y las agencias cobran más si se entrega en otro punto distinto al de inicio.

Dicho esto cuando consigas llegar a Chiquilá deberás comprar un boleto para tomar el ferry que te llevará a la isla de Holbox. Hay dos compañías que salen cada hora, es decir a las 2, 3, 4 y así sucesivamente y la otra que sale a las 2:30, 3:30, 4:30… Los ferrys parten de Chiquilá a Holbox desde las 6 a.m. hasta las 9:30 p.m. y de vuelta de las 5 a.m. hasta las 8 p.m.

¿Dónde hospedarse?

Yo tengo tres años de utilizar Airbnb para todos mis viajes y tengo que decirte que la verdad en todos mis hospedajes he estado muy conforme. Uno que otro ha tenido algún detallito, pero esta vez estuve muy cómoda en una casita de playa.

El lugar se llama Casa Francesca. Las habitaciones son lindas, tienen luz que se carga a base de paneles solares, por lo que no hay servicios como refrigerador, pero si cocina, por lo que puedes llevar tus provisiones en una hielera. El agua por lo general está caliente todo el tiempo, aunque dura poco por el mismo tema de las celdas solares. Ahí puedes estacionar tu bici o carrito de golf sin problema.

Está en la zona nice de la isla, a unos minutos de playa Punta Cocos, la más bonita a mi parecer, ya que el agua es clarita, casi no hay algas en la arena, te rentan camitas, te venden cervezas y si deseas te traen comida del restaurante más cercano. Del centro de la isla está como a unos 10 minutos en carrito de golf o a 20 minutos en bici. Aquí puedes consultar precios y disponibilidad: Casa Francesca.

En el resto de la isla hay pequeños hotelitos, la mayoría de ellos sencillos. Hacia Punta Mosquito que es el otro extremo de la isla encontrarás otros hoteles más equipados y también hay uno que otro de súper lujo, en general hay para todo tipo de gustos y bolsillos.

¿En dónde comer?

Si se trata de probar mariscos ricos, pero no el clásico cocktail de camarones y cosas así, esta es la isla correcta. Te recomiendo buscar un lugar muy sencillo pero que vende unas empanadas de langosta y de camarón fabulosas, se llama Mariscos Miriam. Ahí te gastarás un promedio de $200 por persona. La sopa de tortilla también está rica.

Si de probar algo clásico de Holbox se trata, entonces no te vayas de la isla sin pedir una pizza de langosta. Yo visité el Restaurant y Pizzeria Edelyn, la pizza estaba deliciosa, además pedimos otras cosas para botanear y hasta una jarrita de vino. La pizza es algo costosa, como unos $500 aproximadamente por lo que te sugiero compartirla, porque aunque es algo cara vale la pena probarla.

¿Cómo trasladarse dentro de la Isla?

Si existe un lugar para decirle adiós al estrés de los autos, el ruido y la contaminación es este. Aquí hay poquitos coches y la mayoría de ellos son de los pobladores de la isla. Los taxis son carritos de golf en donde caben de 3 a 4 pasajeros, la mayoría se ubica en el centro, por lo que si te hospedas en una zona alejada de la isla como fue mi caso, entonces pide el número de alguno de los taxistas para que puedas ponerte de acuerdo con él para tu regreso o para trasladarte.

La verdad, la opción más cool es rentar una bici. Recorrer toda la isla en este medio de transporte es lo más padre y relajante que hay. Hay varias personas al rededor de la plaza que las rentan, pero la verdad aún siendo turistas locales tratan de engañarte diciéndote que te dan el mejor precio y no es verdad.

Nosotras rentamos nuestras bicis en un lugar llamado Puesta de Sol, las rentamos por 3 días y medio, cada uno por $200 y el medio día nos lo regalaron. En este lugar también encontrarás recuerditos y hasta puedes pagar alguno que otro tour. No son las bicis más nuevas y nice, pero sirven para la ocasión, sobre todo si te toca como a mí llegar en una temporada de lluvias en donde la mayoría de las calles de la isla se inundan y hablo en serio, con grandes charcos que te pueden llegar a la rodilla.

¿Qué lugares visitar en Holbox?

Como te platicaba arriba mi playa favorita fue Punta Cocos, arena suave, agua clarita, palmeras acompañadas de muelles lindos y una tranquilidad inmensa, la playa ideal si te gusta caminar, ya que si bordeas la isla podrás encontrar todo un camino hecho a base de conchitas.

Punta Mosquito es donde se encuentran unas famosas letras de colores que dicen “HOLBOX” esta parte está linda para la foto y para disfrutar la vista del agua caribeña.

Playa Holbox es una zona con más arenita pero mucha alga también, por lo que es un poco incómodo caminar por ahí y para mi gusto no es de las mejores vistas, pero si es el lugar que te ofrece mayor variedad de restaurantes frente a la playa.

El centro de Holbox es pequeñito, pero vale la pena explorarlo para que conozcas sus rinconcitos pintorescos. Hay algunas tiendas de artesanías, varios restaurantes, algunos bares y la clásica plaza al centro donde hay un pequeño kiosko.

Visita los clubs de playa que bordean la isla, hay de diferentes precios, pero por lo general gastarás entre 30 y 40 pesos en una cerveza. La comida no es muy barata y no muy basta como en otras playas mexicanas, pero puedes encontar uno que otro lugar económico.

En general, me quedé con una muy buena experiencia de Holbox. Sí volvería a ir, igual y no me quedaría tantos días, porque también me gusta ser algo exploradora y al ser una isla las opciones se acaban pronto, pero sí estoy en total acuerdo de que es uno de los destinos turísticos en México que tienes que conocer para que nadie te cuente sobre su belleza natural. Si vas o ya conoces este lugar, no dejes de contare qué te pareció.

Chilanga, capricornio, comunicóloga, fotógrafa frustrada, amante de los viajes y los tacos, runner, yogui, comelona y parlanchina en potencia. Enamoradiza mal plan, tequilera de corazón, hiperactiva a más no poder y drama queen desde 1988.

¿Qué opinas de esta nota?