La noche estilo Texas donde probé la BBQ más deliciosa en plena CDMX

Mis beauties y foodies, esta vez quiero platicarles de un evento al cual me invitaron y que disfruté muchísimo. Hace un par de semanas tuve la oportunidad de convertirme en toda una texana ya que gracias a la Oficina de Turismo de Texas en México me fui a probar la tradicional comida de este estado tan famoso en los Estados Unidos.

Aunque no, tristemente no conozco el estado de la Estrella Solitaria –un sobrenombre que recibe ya que su bandera solo tiene una estrella–, muchas personas me han contando de él y me dan ganas de ir, ya que además de tener varias ciudades famosas por su ambiente del viejo oeste y sus ranchos, Texas también está rodeado por hermosas montañas, cañones, desiertos, bosques, playas y muchísimos paisajes que me fascinaría fotografiar.

Además de esto tiene malls y outlets súper famosos en donde el shopping se vuelve todo un deporte y restaurantes muy recomendables en donde la BBQ y la comida Tex-Mex son una delicia al paladar. Así que después de enterarme de todo esto gracias a esta fiesta me pude encariñar con este estado y aquella noche me hice fan de sus atracciones, la gastronomía texana, el tan famoso “baile en línea” y hasta de la experiencia del toro mecánico.

Esta cena-fiesta-baile la organizó la Oficina de Turismo de Texas junto con los representantes de las principales ciudades, atracciones, el aeropuerto de DFW, las oficinas de visitantes y los hoteles de este estado, para llevarnos a conocer un poquito más sobre este destino tan salvajemente atractivo.

Y como bien lo dijeron en la fiesta: la comida texana es una forma de vida en este estado, la locación perfecta para realizar este evento fue el restaurante FORK OFF, en donde el ambiente súper texano nos envolvió mientras disfrutamos de una de las BBQs más ricas que he probado en la ciudad.

El menú que ofrecieron constaba de unas jugosas costillitas que de verdad estaban para chuparse los dedos. También pudimos probar un delicioso brisket y todo esto acompañado por unos ricos chilli beans, crema de maíz, ensalada de col, unas cervecitas texanas Shiner Bock y para cerrar con broche de oro un postre tradicional llamado peach cobbler.

Todo estuvo delicioso, el ambiente estuvo increíble y la amabilidad de todo el equipo texano me dejó un buen sabor de boca y muchas ganas de visitar Texas en unas futuras vacaciones. Si ustedes ya conocen este destino, cuéntenme ¿qué lugares me recomendarían visitar?.

Chilanga, capricornio, comunicóloga, fotógrafa frustrada, amante de los viajes y los tacos, runner, yogui, comelona y parlanchina en potencia. Enamoradiza mal plan, tequilera de corazón, hiperactiva a más no poder y drama queen desde 1988.

¿Qué opinas de esta nota?