5 aceites corporales y faciales que te ayudarán a conseguir una piel radiante

Hola mi querida beauty, el día de hoy quiero platicarte un poquito sobre los aceites corporales y faciales. La verdad es que hasta hace apenas algunos meses empecé a usar como tratamiento nocturno un aceite facial y solo había usado un aceite corporal durante el invierno. Siempre los evitaba porque creía que al tener una consistencia tan oleosa era probable que mi piel –sobre todo la del rostro que ya es grasa– se pusiera peor.

Después de una plática con mi dermatóloga en donde me contó que para muchas personas los aceites sobre todo faciales sí pueden llegar a tener algunas consecuencias, como granitos y sí, también más apariencia grasa, para otras son lo contrario, porque actúan como la grasita natural de la piel. Por ejemplo, las personas de piel grasa tenemos una menor probabilidad de desarrollar más arrugas ya que nuestra piel se mantiene –aunque brillosa– siempre humectada gracias a esta grasita.

Así que cuando escuché esto salir de la boca de una experta en piel, entonces me sentí un poco menos enojada con mi piel brillosita y más segura de usar estos productos. Así que empecé en mi carita con el aceite facial de Palmer’s y al ver sus buenos resultados me animé a usar los demás.

Antes de contarte sobre cada uno de ellos, déjame decirte 5 razones por las que te recomendaría usarlos:

Los beneficios de los aceites corporales y faciales:

  1. La mayoría de ellos están hechos a base de aceites naturales, por lo que son una opción más amigable y menos agresiva para cuidar nuestra piel.
  2. Tienen un poder humectante inmediato, por lo que si tu piel es muy seca, el clima está muy frío, o necesitas que tu piel se sienta suave y se vea radiante, son la opción perfecta.
  3. Me he dado cuenta que con los aceites corporales mi piel se mantiene más hidratada que con algunas cremas, ya que su efecto es más prolongado.
  4. Son más duraderos en cuanto al tiempo en que se terminan ya que solo necesitas unas gotitas para humectar zonas amplias de piel.
  5. Lo que más me encanta de ellos es que aplicarlos puede convertirse en todo un ritual de relajación, ya que gracias a su aroma y textura se vuelven perfectos para darte un masajito.

Y mis aceites favoritos son…

FACIALES:

PALMER’S Cocoa Butter Formula Skin Therapy Oil

Tengo que confesar que desde que probé este aceitito me he vuelto una total fanática de él. ¿Para qué lo uso? Me lo aplico religiosamente todas las noches después de desmaquillarme y lavar mi carita, ya que está hecho a base de no uno, sino de 10 óleos o aceites puros, en donde el principal por supuesto es el aceite de cocoa, el cual es el responsable de dejar la piel suave y sedosa, transformando las áreas más ásperas y resecas en piel suave y humectada.

Se compone de otros aceites como el de almendras dulces, ajonjolí, coco, nueces de Macadamia, albaricoque, de semilla de uva, argán, rosa mosqueta, camelina y de girasol, los cuales en conjunto trabajan para otorgar a la piel la nutrición anti-envejecimiento y humedad natural que necesita.

También contiene retinol, el cual ayuda a reducir la apariencia de líneas finas y arrugas, suavizando la textura de la piel. Vitamina E, para realzar las propiedades protectoras de la piel y que minimizar la pérdida de lípidos. Vitamina C, para iluminar la piel y reducir las manchas oscuras, y complejo Cetesomate-E, que ayuda a aportar todas las vitaminas esenciales y nutrientes directamente a la capa epidérmica de la piel.

PROS: Lo que me gusta es que al aplicarlo su textura sí, es oleosa, pero no como un aceite tal cual, sino que tiene la consistencia perfecta y exacta que se absorbe mejor que otros aceites faciales. Su aroma a rosa mosqueta también me gusta, ya que huele rico, pero no es muy penetrante, sino al contrario, muy relajante. Lo mejor es su precio ($119.90) y que lo encuentras en casi todos las tiendas de autoservicio y departamentales.

CONTRAS: La botella es muy pequeñita (30 ml), por lo que a mí me duró un mes aproximadamente, así que vale la pena racionarlo.


ORIFLAME EcoBeauty Facial Oil

Este aceitito también está hecho a base de óleos naturales. Entre sus ingredientes se encuentra el aceite de argán y otros ácidos grasos que ayudan a nutrir y mantener los niveles óptimos de hidratación en la piel. También contiene extracto de algodón para aportar suavidad a la piel y un toque de Vitamina E para reducir los signos de la edad.

La función de este aceite facial es nutrir de manera profunda cada capa de la piel, mientras que gracias a su acción antioxidante rejuvenece nuestra carita. Lo ideal es usarlo en la noche, pero al igual que el aceite de arriba, puedes mezclar unas gotitas con tu crema de día para tener sus efectos desde temprano.

PROS: Me encanta que se absorbe rápido y que tampoco causó ninguna molestia en mi carita. Además es apto para cualquier tipo de piel.

CONTRAS: El precio esta un poco elevado (589.90) aunque contiene un poco más de aceite (50 ml) que el anterior. No fui muy fan de su aroma, huele muy aceitoso, le hace falta un poco más de fragancia para mi gusto.


CORPORALES:

BIO-OIL Aceite Corporal

Este aceitito ya lo había probado hace mucho, de hecho te platico todo sobre él en esta nota, pero aquí te diré a grandes rasgos que es una cosa maravillosa. Puedes usarlo tanto en el rostro como en el cuerpo ya que gracias a sus ingredientes ayuda a atacar varios problemas como estrías (yo lo usé para eso y me ayudó mucho a desvanecerlas), manchas, cicatrices, piel deshidratada y como un tratamiento anti-envejecimiento.

Su fórmula es una combinación de extractos vegetales y vitaminas que se suspende en una base de aceite, su componente más innovador es el PurCellin Oil, que modifica la consistencia para que se vuelva ligerito y muy fácil de aplicar. Aunque como todos los productos de aquí que son aceites, este tampoco tienen una consistencia totalmente grasa, es decir, sí es oleoso pero se absorbe bastante bien después de un rico masajito que ayudará a que sus activos se absorban de mejor forma.

PROS: Me encanta la versatilidad de este aceite. Como te contaba arriba yo lo usé para las estrías que tengo en las pompis y la verdad es que me ayudó a desvanecerlas con bastante visibilidad, digo, no es que hayan desaparecido, pero sí disminuyeron considerablemente. A un amigo y a mi mamá se los regalé porque tenían cicatrices que querían disminuir, a mi amigo le ayudó completamente y mi mamá apenas comenzó a utilizarlo, así que como ves tiene muchos, muchos usos. El precio también es muy accesible ($170) y lo encuentras también en tiendas de autoservicio o en farmacias.

CONTRAS: La cantidad, la bendita cantidad aquí también es un problemita (60 ml) ya que si lo usas para zonas amplias de piel como lo hice yo, te dura aproximadamente un mes también, aunque me parece que existe una versión más grande (125 ml) pero ya eleva su precio a $260.


JERGENS Shea Beauty Oil

Este aceite corporal sin duda es mi favorito para ocasiones en las que quiero darle a mi piel un toque brillante. Está hecho a base de manteca de karité y aceite de argán, dos ingredientes que son súper utilizados en muchos productos que buscan hidratar y embellecer la piel.

La marca se refiere a este producto como un iluminador corporal, ya que está diseñado para saciar, hidratar y acondicionar tu piel, dejándola 6 veces más radiante y con un brillo más notorio, por lo que yo te recomendaría usarlo si tienes una fiesta y quieres que tu piel tenga un efecto glow, si estás en la playa y vas a salir en la noche y quieres que tu piel siga teniendo este efecto de bronceador o simplemente si necesitas que tu piel se vea más brillante para una ocasión especial.

PROS: Tiene un aroma rico, algo dulce pero rico. Tiene una consistencia ligera, por lo que basta agregar solo unas cuantas gotitas para extenderlo por una zona amplia de piel.

CONTRAS: Creo que de los aceites corporales en esta nota es el que tiene mayor sensación grasa al contacto de la piel y una absorción más lenta, así que distribúyelo bastante bien y déjalo que se absorba durante algunos minutos.


JAFRA Royal Olive, aceite para el cuerpo con extracto de oliva

Sin duda este ha sido uno de mis productos favoritos en esta nota ya que es el que tiene el aroma más rico de todos. Este aceite corporal es perfecto si lo que quieres es hidratar tu piel de forma inmediata, sin sensación grasa y con un rico aroma. También es buenísimo para usarlo como aceite para masajes, a mí me encantó darle este uso, porque además de relajarte con su rico aroma, deja al final una sensación de súper humectación en la piel.

Está hecho a base de aceite de oliva, el cual se extrae de las aceitunas. Es un ingrediente que no es nuevo, al contrario, se ha utilizado con fines cosméticos desde los egipcios, quienes lo usaban no solo en la gastronomía y medicina, sino también para rituales de belleza en donde lo aplicaban como un bálsamo que removía las impurezas de la piel, mientras aportaba suavidad de una forma muy natural. Los griegos añadieron a este aceite algunas hierbas y empezaron a elaborar ungüentos perfumados.

Este aceite contiene Vitamina E, por lo que otorga un efecto antioxidante para la membrana celular, lo cual regenera la piel mientras combate el proceso de envejecimiento.

PROS: Me fascinó su aroma, el cual además tiene una buena duración durante el día, por lo que si lo aplicas después de bañarte, es seguro que durarás varias horas con su fragancia. Tiene una buena cantidad de producto (250 ml) por lo que se me hizo bastante bueno para utilizarlo como aceite para masajes o para sustituir la crema corporal.

CONTRAS: Es un poco carito ($336) pero la ventaja es que la relación cantidad y calidad hacen que valga la pena comprarlo. De todos los aceites que te he contado es el que tiene una consistencia más espesa, por lo que si no te gusta que tu piel quede digamos un poco “chiclosa” (no es mucho) entonces te recomiendo aplicar una cantidad chiquita y distribuirla bastante bien.

 

Así que estos son mis aceites corporales y faciales favoritos, espero haberte ayudado para elegir el que vaya mejor contigo y con los resultados que busques obtener a través de un producto más natural.

Como último dato me gustaría recomendarte que si vas a usar un aceite corporal desde la mañana, apliques una cantidad moderada y que la distribuyas bien, ya que puedes llegar a manchar o engrasar un poco tu ropa. En el caso de los aceites faciales lo ideal es aplicarlos por la noche como tipo serum para que penetren de mejor manera mientras duermes y evites tener una sensación de piel grasa y brillo facial durante el día 🙂

Leslie Pérez

Soy mexicana, capricornio, mamá, estratega de contenido, asesora en redes sociales, amante de la comida y la cocina, la decoración y las plantitas.

Te puede interesar:

1 comentario

  1. Hola Ana, no he usado los aceites de esta marca, pero prometo probarlos para poder darte mis comentarios sobre ellos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.