5 cosas que ellos odian de nuestro lipstick

A veces es difícil tener a nuestro chico contento en todos los aspectos y es que hay cosas que nosotros creemos que ellos aman y resulta que en realidad nunca pasa.

Ejemplos de cosas que ellos odian:

-Vamos a ver la última peli de Ryan Gosling-

-Ya empezaron las rebajas, vamos al centro comercial-

-Estoy a dieta, olvídate de que vayamos a comer alitas y cervezas como en mil años-

-Hoy es el final de la novela y ¿obvio no vas a preferir ver el fut, verdad?-

Y así la lista podría continuar. Y en la realidad entonces ellos por fuera nos aman y en el fondo ¡upsi! creo que no tanto.

Esto relacionado con temas de belleza, pues bueno, además de que odian que no nos depilemos; que no le prestemos atención a nuestra piel y cabello; que no tengamos unas uñas, manos y pies cuidados, también odian nuestro lipstick la mayoría de ocasiones.

Muchos opinan que llegar ante ellos en ropa interior, tacones y con unos labios rojos incandescentes es sexy, pero seamos serias, esa emoción solo durará un par de minutos y después lo olvidarán. ¿Por qué? Aquí las reveladoras respuestas:

 

5 cosas que ellos odian de nuestro lipstick
Fotos: Pinterest

1. Ellos odian, de verdad odian que nuestro maquillaje ensucié su ropa. Y creo que cualquiera, hasta nosotras, pues no es nada agradable dar un gran abrazo y si la otra persona es más alta que tú, dejar en su camisa restos de maquillaje…

O peor aún, dar el típico beso de tía encimosa en la mejilla y dejarlo marcado sin darse cuenta. Después ellos llegan a su oficina muy Godínez y suceden dos cosas: o son unos casanovas increíbles o recibieron el beso de mamá Lupita.

2. La vida nos ha enseñado que si vas a ver a tu chico y ya decidiste usar lipstick entonces lo mejor es optar por uno que tenga un delicioso sabor y efecto resistente. Porque ellos de verdad odian que además de que dejemos sus labios color durazno al atardecer no sepa a durazno. ¡Oh gran decepción!

3. Ya olvídate de los lipsticks gloss con el típico y horrible efecto de brillantitos. Usarlo en la época que nos gustaba Fey y Kabah estaba bien. Pero ahora ya no y ellos lo saben bien.

4. Nada más horrible que ellos vean que no sabes aplicar tu lipstick. Sí, porque aplicaste el infalible -Dios me dio un súper pulso y no necesito espejo- y entonces el típico diente manchado hizo acto de presencia. #penamil

5. Si no habías tomado agua en horas o el frío estaba insoportable y tus labios se partieron; si comiste una hamburguesa tamaño campeona y olvidaste el retoque,  ellos se darán cuenta de que has descuidado un poco tu boca.

Siempre recuerda que:

  • Para toda ocasión y más si vas a estar con él, usa un tono de lipstick que te favorezca.
  • Busca labiales de larga duración.
  • Sino quieres verte tan apantalladora o de susto, aplica mejor un bálsamo labial con sabor.
  • Humecta tus labios siempre en la mañana después de bañarte y antes de dormir con crema de cacao.
  • Toma mucha agua para que siempre se vean humectados.
  • Y no olvides que un beso sincero y natural, dice más que uno artificial.

Leslie Pérez

Soy mexicana, capricornio, mamá, estratega de contenido, asesora en redes sociales, amante de la comida y la cocina, la decoración y las plantitas.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.